Los Cactus: plantas que asombran
Por Nelly Peri

Existen desde antes. Si, cuando los únicos dueños de estas tierras, vivían en plena comunión con la naturaleza e instintivamente sabían que no había que depredarlos.
El aborigen fue el primero en apreciarlos, incorporarlos a su paisaje interior y admirar su belleza.
Del norte al sur de la Argentina, cuando es la época propicia, ofrecen sus inigualables pétalos de seda en colores espléndidos.
Humildes, exóticos, silenciosos, bravos con sus espinas, los cactus tienen cualidades que los asemejan a ese hermano aborigen.
La enorme diversidad de los cactus, sus formas disímiles: chatos, globulares, columnares, pendulares…aparecen para adaptarse mejor a las condiciones de suelo y clima.
Son exclusivamente originarios del continente Americano y se hallan en estado silvestre. Las cactáceas se introdujeron en Europa y comenzaron cultivarse a partir de Cristóbal Colón.
Por sus exóticas características son muy apreciados por otros países, que los han introducido y formaron asociaciones de cactus para poder estudiarlos.

¿Cómo es un cactus?

  • Es una planta que puede acumular reservas de agua en sus tallos o raíces, para soportar largos períodos de sequía.
  • La característica más importante y peculiar s la areola, a menudo cubierta por un mechón de pelos, lana, cerda o espinas. Es el punto donde se produce la floración y la ramificación.
  • Las espinas (son hojas transformadas) y la capa cerosa, contribuye a reflejar y disipar la luz solar intensa y conservar la humedad. Cada especie posee espinas muy características, su color abarca desde el gris hasta los muy llamativos y brillantes.
  • Producen una asombrosa variedad floral, desde tamaños muy pequeños e insignificantes hasta complicadas inflorescencias de hasta 30 cm. de diámetro. Excepto el azul, todos los colores están presentes, con una intensidad extraordinaria.
  • El fruto es siempre del tipo baya. Las semillas varían en tamaño y cantidad, según la especie.
  • Se reproducen por semilla, esqueje o hijuelo.

La mayoría son fáciles de cultivar, requiriendo solo ciertos conocimientos básicos. Es necesario aprender de cada género en particular y de su hábitat natural. En las zonas ecuatoriales, cálidas y húmedas, con lluvias casi todo el año, reinan las cactáceas epifitas. Crecen en los árboles, reciben luz filtrada, tienen tallos alargados y aplanados. Crecen en un sustrato compuesto por mantillo de hojas.

¿Cómo cultivarlos?

Las cactáceas son plantas adaptadas al mundo moderno. Bastan algunas condiciones para que se integren perfectamente en nuestro jardín. Al reparo y protegidas de la lluvia.

1
Foto Daniel Szawarsky
2
Foto Daniel Szawarsky
  • Requieren un emplazamiento bien iluminado con varias horas de sol.
  • Temperatura: Soportan hasta un mínimo de 7º
  • Riego frecuente cada 10 o 15 días en primavera-verano y suspenderlo en invierno.
  • La época de crecimiento activo es de primavera a otoño, la estación de letargo dura de mediados de otoño hasta principios de primavera.
  • Transplante: Si es necesario, cada 2 a 3 años, la época ideal es julio- agosto. La medida de la maceta siempre será a una medida siguiente (de una de 10 cm. a una de 12 cm.) Un collar de papel doblado es útil para manipularlos en el momento de hacerlo para evitar pinchazos.
  • Sustrato: Necesitan que sea poroso y muy bien drenado. Mezclar: 3 partes de tierra suelta, 2 partes de perlita, 1 parte de vermiculita, harina de hueso y humus de lombriz, 1 cucharada de cada una para abonar y carbón de leña molido (trocitos para que actúe como anti-hongos)

.
Foto Sra. Esther Stutz
-
Foto Sra. Esther Stutz

.
Foto Sra. Esther Stutz
.
Foto Sra. Esther Stutz
.
Foto Sra. Esther Stutz