EL CACTUS COLA DE RATÓN

por Nelly Peri

El nombre vulgar de este cactus no suena agradable
Sin embargo, el “ cola de rata” es una planta muy bonita y original, grácil, que brinda muchas satisfacciones.
El nombre específico es APOROCATUS .
Es originario de Méjico, pero se adapta perfectamente a nuestro clima.
En su medio natural, crecen en árboles y grietas de piedras. Sus tallos largos, delgados y cilíndricos son colgantes, con espinas cortas y tupidas. Pueden llegar a medir más de un metro de longitud por lo que resultan ideales para cultivar en macetas colgantes.
Son plantas de porte compacto, pendulares, por lo que presentan un buen recurso para los cultivadores que cuentan con poco espacio.
Toleran el sol no directo. Hay que protegerlos del sol fuerte. En primavera dan gran cantidad de flores tubulares de color rosado fuerte.
Una planta en plena floración es realmente espectacular por lo generosa.
Llegué a contar hasta sesenta flores que se distribuyen a lo largo de sus tallos y son de larga duración
.

 

Muy fácil de cultivar, necesitan una mezcla muy rica : tierra suelta, perlita, abonos en proporción de media cuchara de harina de hueso y humus de lombriz.
Es preciso regarlo seguido en los períodos de crecimiento y floración. En invierno, continuar con el riego pero más espaciado a fin de evitar la muerte de la punta de los tallos.
Vigilar que no aparezcan cochinilla algodonosa y gusanitos que aprovechan para instalarse entre los tallos y los perforan.Los cultivadores lograron cruzando especies una nueva llamada APOROPHYLLUM.
Estos ejemplares poseen también tallos colgantes, pero un poco más gruesos, más brillosos y con espinas más notorias.

La ventaja obtenida es que consiguieron otros colores: naranja, blanco, cereza, rosado y rojo.
Transplantar a una maceta un poco más grande sólo cuando sea imprescindible.


Foto Daniel Szawarsky

Foto Daniel Szawarsky

La ventaja obtenida es que consiguieron otros colores: naranja, blanco, cereza, rosado y rojo.
Transplantar a una maceta un poco más grande sólo cuando sea imprescindible.
Se reproducen por gajos. A principios de primavera, cortar un trozo, dejar secar unos días y luego plantar.
Y cómo todas las plantas alegra el alma, al comprobar lo prodigioso que es el Reino Vegetal