Trucos para el Hogar

 


Limpieza de utensillos de cocina

Cacerolas
Para limpiar los restos de comida en las cacerolas cuando se ha quemado un poco, le recomendamos que remojes un poco el recipiente y lo dejes lleno de agua con sal durante 10 minutos. Transcurrido ese tiempo frota con un estropajo y las manchas saldrán fácilmente, después sólo tendremos que lavarlo normalmente con agua y detergente.

w  w w

Aluminio: Si las cacerolas de aluminio están ennegrecidas con el uso, llénelas de agua y póngalas a hervir, añadiendo cáscaras de tomate. Las cáscaras de tomate contienen un ácido con el que conseguiremos que queden como nuevas. Para el lavado diario, se las puede limpiar con agua caliente, detergente y con una esponja que no ralle el aluminio, lo que evitará que no se peguen los alimentos que cocinemos en ella. Es preferible que las lave a mano, aunque tenga lavavajillas. Si están deteriorada puede intentar recuperarlas frotando con alcohol de quemar, también puede hacerlo con zumo de limón o vinagre, y después lavarla normalmente. Es aconsejable que seque muy bien sus cacerolas de aluminio y las guarde en un lugar ventilado para evitar que se formen manchas. Si su brillo tiende a desaparecer, puede recuperarlo, frotándolas con jabón blanco y una esponja, enjuagar rápidamente con agua caliente.
Acero inoxidable: Puede lavarlas en el lavavajillas o a mano, es preferible este último tipo de lavado. Hágalo con agua caliente y detergente, aclare con agua abundante y séquela bien, evitará que se formen manchas calcáreas. No vierta agua con lavandina hirviendo en sus cacerolas de aluminio, de acero inoxidable o antiadherente.
Hierro fundido: Se lavan a mano con agua caliente y detergente. Este tipo de cacerolas debe secarse rápidamente para evitar que se formen manchas de óxido. Si tiene el horno prendido puede aprovechar e introducirla en el unos segundos, hasta secarla completamente.
Barro: Para evitar que se agrieten la primera vez que las usamos, se las puede frotar con ajo, en todo su fondo exterior. Dejarla así por 24 hs y hacer hervir luego, agua, un buen rato antes de usarla.
Material antiadherente: se lavan con una esponja y agua caliente y detergente. No limpie sus cacerolas antiadherentes con polvos abrasivos ni con una esponja dura que raye. Si se colorean al cocer verduras o porque se pegan, hágalas hervir simplemente con agua avinagrada. No utilice lavandina para lavarlas.
Para eliminar los restos de cal en una cacerola, se debe aclarar con agua tibia, en la que se habrá echado un chorrito de vinagre o zumo de limón.


www

Sartenes
La limpieza de sus sartenes, después de cada uso, la puede hacer con una esponja que no raye, agua y detergente. Las dificultades empiezan cuando la comida se pega, o toman cierto matiz de color de los alimentos, etc., y por supuesto, la limpieza dependerá del material del que esté fabricada.
Si las sartenes son de aluminio puede limpiarlas con alcohol de quemar y con la ayuda de un paño impregnado con algunas gotas de aceite. Si está ennegrecida, haga hervir en ella unas cáscaras de papa en un poco de agua, que lo reblandecerán. Luego, hierva agua limpia, que eliminará los restos.
Las sartenes de hierro que se le hayan quemado, puede recuperarlas dejándolas en remojo en una mezcla de agua y lavandina. Aclárelas muy bien, y sobre todo, séquelas perfectamente porque este tipo de sartenes se oxidan con facilidad. Si este fuera el caso, elimine el óxido con un estropajo y consérvelas untándolas con un poco de aceite.
Si su sartén conserva un olor fuerte, vierta zumo de limón y hágalo hervir. Aclare, llene de nuevo de agua y hágala hervir.
Para evitar que se rayen sus sartenes, es recomendable usar siempre cubiertos de madera o de plástico.

w             w

Cristalería
Los vasos y las copas de cristales delicados deben lavarse y enjuagarse siempre con el agua a la misma temperatura, de preferencia fría, ya que los cambios bruscos de ésta pueden producir fisuras y roturas. Si tiene que lavar mucha cristalería, le conviene poner en el fondo del fregadero, un trapo para atenuar los golpes.
Para que sus vasos no se llenen de polvo, guárdelos boca abajo. Los vasos de cristal se quedan con frecuencia atascados si los apilamos. Puede sepáralos introduciendo el de abajo en agua muy caliente pero que no hierva y al de arriba llenándolo con agua fría.


w   w

Cuchillos

Las hojas de los cuchillos tienden a mancharse fácilmente. Para hacerlas desaparecer, basta con frotarlas con un trapo embebido en vino tinto.
Para que las cuchillas vuelvan a tener su filo como el primer día, coloque una hoja de lija sobre la mesada y pase sobre ella, el filo de la cuchilla por sus dos caras, de arriba hacia abajo como si estuviera untando  un pan, repitiendo el movimiento un par de veces.
Por último: para mantener en perfectas condiciones los cuchillos es recomendable seguir las siguientes indicaciones:
No corte carne congelada.
No golpee huesos.
Corte siempre sobre una tabla de madera.
Lávelo a mano y séquelo inmediatamente. Así evitará que se manche.