Trucos para el Hogar

 


Limpieza de Joyas y metales preciosos


Oro y plata

Sean piedras preciosas o sintéticas, se las puede limpiar a todas del mismo modo: Meter las joyas en un recipiente con alcohol de 90º durante unos minutos, después cepillarlas suavemente. Secarlas en salvado y quedarán brillantes como el primer día.


Ámbar

Se limpia fácilmente con alcohol. Frotar suavemente el objeto o sumergirlo en un recipiente con alcohol. Frotar con una gamuza y una vez limpio, se le puede poner aceite de almendras y frotarlo con la gamuza.

                                                                                                                                                                        Cuando se rompe una pieza de ámbar se pueden pegar sus partes, no con cola, sino con soda cáustica. Con guantes y mucha precaución, coloque en la parte a soldar un poco de la soda, junte las partes y apriete con fuerza con una cinta adhesiva, o con una morsa chica. (Proteja las piezas con un trapo). Se produce una reacción química, que suelda las partes. Algunos coleccionistas, protegen sus piezas, con una capa de barniz de celulosa, que se vende en las droguerías.

LRZ
LRZ
LRZ

Marfil

El marfil es una materia viva que se opaca al envejecer y se pone amarillento. Para limpiarlo se lo lava con agua tibia y jabón, luego se lo pule con un producto abrasivo en polvo  y se frota con una gamuza. Si está muy sucio se lo puede dejar en leche y luego cepillarlo suavemente. También se lo puede blanquear con limón o con agua oxigenada de 120 volúmenes, pero no hay que abusar. Luego se lo lustra.


Nácar

Si es posible, lavarlas con agua de lluvia y un trapo suave no peludo. Para terminar, usar una gamuza extra suave y un poco de aceite de oliva, frotando en círculos con delicadeza.