Trucos para el Hogar

 


Mantenimiento de cuadros

Como todos los objetos de la casa, los cuadros están expuestos al polvo. De modo que hay que limpiarlos regularmente, tomando las precauciones necesarias. Claro que una pintura de alto valor, no puede ser campo de experimentaciones, por lo tanto habrá que confiársela a un especialista

Cuadros al óleo: Si el cuadro está un poco sucio, quitarle el polvo con un trapo limpio y suave. Después, con un algodón mojado en agua tibia, lavarlo delicadamente en círculos. Cambiar el algodón a medida que se ensucie. Secar con un trapo suave.
Para aclarar un cuadro ligeramente engrasado, una rodaja de papa, dará buenos resultados. Pasarla en círculos y cambiarla a medida que se ensucie. Secar con un trapo suave.
La parte de atrás del cuadro, también debe ser controlada, ya que pueden “instalar” insectos. Si notamos pequeños agujeros en la madera, la presencia de larvas, o polvo de aserrín, consulte a un especialista como erradicarlos. Si la pintura se encuentra cerca de otras, revíselas a todas y saque las que se encuentren infectadas, para que no contagien al resto.

Marcos dorados: Utilice un poco líquido de la limpieza en seco en un paño suave. Esto es mejor que las soluciones hechas con agua. Las superficies doradas son hechas cubriendo el marco con una capa delgada de la hoja del oro y se daña  muy fácilmente. No hay que dejar que se mojen o se les acumule humedad

LRZ
LRZ
LRZ




Como regla general, sacarle el polvo regularmente a los cuadros. Utilizar un paño suave. Para los marcos dorados, utilice el líquido de la limpieza en seco en un paño suave. La pintura de aceite fina (oleos) puede ser librada del polvo, pero debe ser limpiada por un experto. Mientras que, las pinturas al agua (acuarelas) no pueden ser limpiadas, solo se les saca el polvo con un trapo suave seco o plumero.