Trucos para el Hogar

 


Cristaleria reluciente
 

Para mantener la cristalería en perfectas condiciones, hay que lavarla a mano, con un jabón suave y enjuagar siempre con agua fría. Si se trata de un jarrón antiguo que está amarillento, se le puede devolver su brillo llenándolo con vinagre moderadamente caliente y dejándolo toda la noche. La borra de café, mezclada con agua avinagrada, también le devuelve su brillo.