Trucos para el Hogar

 


Como limpiar Alabastro y Aluminio

Alabastro

Tomar un trapo de algodón embebido en acetona y limpiar con suavidad. No emplear nunca agua, ya que no lo soporta, ni tampoco le hace bien la luz eléctrica muy fuerte. Si el objeto fuera un florero, conviene pintar su interior con barniz incoloro.

Aluminio

                                                                      Cuando el aluminio es liso y brillante, hay que evitar repasarlo con trapos a menudo, ya que los granos de polvo rayan la superficie. Usar mejor un plumero a diario y cada tanto limpiar con una esponja mojada en agua tibia y detergente.                                    

  • Cacerolas: Si el brillo está desapareciendo, frotar la cacerola con jabón blanco y una esponja, siempre en el sentido del largo y enjuagar con agua caliente. No emplear esponjas de metal.
  • Objetos: Si se desea que los objetos de aluminio, brillen plenamente, frotarlos con una franela embebida en jugo de limón.